Noticias


Mitos sobre la sangría: siempre es de vino tinto

Mitos sobre la sangría: siempre es de vino tinto Bodegas Yzaguirre

Cuando te imaginas la jarra de sangría con rodajas de fruta que pides en un restaurante o sirves en tu casa cuando vienen visitas, es normal que la visualices de color granate. ¿Pero sabías que no todas las opciones están elaboradas con vino tinto? De hecho, existen diversas variedades en función de la baseque se use

Un ejemplo es la sangría clarea. Esta bebida, aún desconocida para muchas personas, se realiza con una base de vino blanco, que le aporta un color mucho más claro que la clásica así, como un gusto diferente. También se puede realizar con cava, que le aporta un toque muy especial. En La Fresquita contamos con una versión clarea que combina vino base Cava, Macabeo, Xarel·lo y Parellada. ¡De ahí su sabor intento y potencia aromática!

Pero más allá del vino tinto y blanco, hay versiones más innovadoras como la sangría con base de vino rosado, que le dota de un toque distintivo y un color único. Como podemos ver, también podemos cambiar esta bebida en función de la variedad de vino que usemos, que cogerá determinados matices por sus sabores peculiares. 

Incluso hay territorios de España que tienen su propia variedad de sangría, con un toque particular, y que incorpora otros licores. ¡En Asturias puedes encontrar una elaborada con sidra! También existen con un toque de brandi, vermut, triple seco… En estos casos, hay que tener en cuenta que la graduación de la bebida sube, así que hay que elegir mejor el momento de consumo. 

Pero además de este mito, que tipifica la sangría como una bebida con base siempre de vino tinto, encontramos más teorías que no son reales. ¡Conoce más falsas afirmaciones sobre ella en nuestro repaso a los cinco mitos sobre la sangría!
| 340 Visitas

Compartir

Nuestras marcas