Noticias


Mitos sobre la sangría: es una bebida perjudicial para la salud

Mitos sobre la sangría: es una bebida perjudicial para la salud Bodegas Yzaguirre

Son muchos los que creen que la sangría es perjudicial para la salud, por su contenido de vino, y la consideran únicamente para celebraciones u ocasiones especiales. Si bien no debe sustituir el consumo de agua u otros líquidos, tomar esta bebida también puede conllevar diferentes beneficios para nuestro cuerpo, en especial la sangría de vino tinto. De hecho, si nos fijamos en los datos del Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación, se afirma que el consumo moderado de vino es el responsable de hasta un 20% de los efectos beneficiosos de nuestra dieta mediterránea. Pero, ¿qué puede aportar a nuestra salud?

Ayuda al tránsito sanguíneo 

La clave de todo beneficio es la moderación. Si la consumimos sin excesos, la sangría nos puede ayudar en el sistema cardiovascular. Esto se debe tanto al vino como a la fruta: un estudio realizado por el Hospital Clínic en Barcelona, junto a la Fundación para la Investigación del vino y la Nutrición, afirma que un consumo moderado ayuda a reducir el riesgo a la arterioesclerosis y baja los niveles de colesterol. Este hecho se debe a que el vino mejora la oxigenación del tránsito sanguíneo. 

Aporte de vitaminas y buena digestión

Muchos de los efectos beneficiosos de esta bebida se deben a su alto contenido en vitaminas y minerales. Entre ellos encontramos, por ejemplo, magnesio, fósforo, potasio, vitaminas A y C. Las uvas garnacha y cariñena destacan por su aporte de vitaminas B y B6, de gran ayuda para el sistema nervioso. Por su lado, los cítricos suponen un extra de una vitamina C útil para una buena digestión. Los ingredientes de la sangría, así, la convierten antioxidante y saludable. 

Mejora la flora intestinal

También, para mantener un buen funcionamiento interno, el vino contiene de forma natural bacterias lácticas. Estos microorganismos son altamente beneficiosos para nuestra salud, ya que nos ayudan a equilibrar la flora intestinal. Además, mantienen a raya el efecto de las intolerancias. Esto, unido al contenido de naranja o limón que ofrece un efecto depurativo, es un buen complemento para nuestro organismo. 

Previene el envejecimiento

Finalmente, pero no menos importante, beber de forma moderada sangría puede ayudarnos en la lucha contra la edad. El vino tinto que sirve de base de esta bebida incorpora sustancias positivas que juegan de nuestro lado para evitar elenvejecimiento prematuro. De mismo modo, protegen la vista y la pérdida auditiva, dos de los grandes hándicaps del paso del tiempo en las personas.

| 344 Visitas

Compartir

Nuestras marcas