Noticias


Platos invernales para acompañar con Sangría La Fresquita

Platos invernales para acompañar con Sangría La Fresquita Bodegas Yzaguirre

Receta que marida con Sangría La Fresquita a la perfección: berenjena a la parmesana

El invierno está a la vuelta de la esquina. En esta época del año, estrás de acuerdo, lo que más apetece es un plato que te ayude a entrar en calor. Un plato de cuchara, reconfortante, delicioso y, como no, un plato que marida con Sangría La Fresquita. En este artículo te proponemos un plato invernal para sorprender a cualquier paladar.

Sangría La Fresquita es ideal para acompañar los planes indoor de la temporada más fría del año. No dejes que la pereza pueda contigo y anímate a elaborar estos platos deliciosos y originales.

Platos invernales para acompañar con Sangría La Fresquita: berenjena a la parmesana

La primera propuesta es un plato procedente de Italia y que no dejará indiferente a nadie. Es, además, un plato muy sencillo de hacer que garantiza un resultado de 10. Acompáñalo con Sangría La Fresquita Clarea aromatizada con romero y albahaca para potenciar todo su sabor.

Ingredientes para 2 raciones:

• Una berenjena grande

• Salsa de tomate al estilo casero

• Queso parmesano (unos 100g)

• Sal

• Aceite

• Unas hojas de albahaca

Modo de preparación:

Lo primero de todo es limpiar bien las berenjenas ya que te recomendamos utilizarlas sin pelar. Si lo prefieres, puedes pelarlas.

Una vez listas para empezar a cocinar, tienes que trocearla en cubitos de, aproximadamente, 3cm de ancho y dejarlas en un recipiente con agua y sal para quitarle el amargor.

Deja que reposen durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, en una sartén grande, pon un poco de aceite para que se vaya calentando. Vierte los cubitos de berenjena bien escurridos en la sartén y deja que se doren durante unos minutos.

Cuando ya tengan un color dorado, pon en la sartén la salsa de tomate, unas hojas de albahaca y el queso parmesano. Tapa la sartén y deja que se cocine durante media hora aproximadamente. Vete revisando que tenga líquido suficiente para no pegarse (ya sea del tomate o, si tienes que hacerlo, añade agua).

Cuando la berenjena esté blandita ya está listo para comer. Sirve la berenjena con un poco más de queso parmesano por encima y decora con una hoja de albahaca. ¡Listo para disfrutar! ¿Te ha gustado?

¡No te pierdas ninguna novedad ni receta! Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día.

| 985 Visitas

Compartir

Nuestras marcas